Blogia
blognovelpol

Goyito por Ines Pradilla

Es miércoles y hago el guiso para el asilo. Goyito, mi nieto, me ayuda. Con su madre no había manera, pero a él le encanta. Corta la cebolla muy picadita. Solo tiene siete años y me hace mucha compañía. Me estoy quedando tan sola...

El vecino de abajo se queja de que Goyito hace mucho ruido. Hoy le he pedido que suba, para que conozca al nene.

.Ring!

-Pase a la cocina, que ahora voy yo.

Tiene razón el vecino, Goyito canta a grito pelado. Lo pasa bien. Pero  el vecino  ¡Que berridos! Se han callado. Voy a ver, me da miedo que el niño se corte: es tan pequeño.

-Muy bien, Goyito, muy bien. Ahora dame el cuchillo que sigo yo. Fíjate como lo hago. Compruebo que esté bien muerto. Separo la carne del hueso.¡Aún está tibia! Pincho el cuello. La sangre al cubo, que no  coagule. Ahora lo mezclo todo en la olla, añado la cebolla y al fuego. Venga, lávate las manos y ponte el abrigo. Nos vamos. Ya verás como se chupan los dedos en el asilo. El próximo miércoles yo mato a la del quinto, pero el guiso lo haces tú solito.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Mönica -

Magistral, la abuelita. No hay como comerse a un vecino ruidoso para terminar con las protestas. Goyito, portate bien y hacéle caso a la abuela!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres