Blogia
blognovelpol

El Baño de la Cava

El Baño de la Cava
Que Toledo es una ciudad espectacular, tremendamente atractiva y mágica no lo vamos a descubrir ahora. Que tiene su dosis de misterio con tantos mitos y leyenda que aún hoy no sabemos discernir de lo verdadero, tampoco es ninguna primicia, pero que de alguna forma ha cautivado a numerosos escritores contemporáneos de novela negra y otros géneros afines quizás no lo sepamos; Martínez Laínez con Tajo, Val McDermid con Asesino de sombras, Pérez Reverte con El club Dumas, o El círculo de Juanelo de Baltasar Magro son algunos de ellos.

 

Además de todos estos libros tan amenos como necesarios, entre los autores más interesantes y reconocidos que de una u otra forma han rendido tributo a la ciudad imperial debemos incluir por meritos propios a un escritor local que con El Baño de la Cava ganó en el año 2000 el Premio Felipe Trigo de Narrativa, su nombre, Alfonso Ruiz de Aguirre, autor prolífico de variados registros y trayectoria envidiable.

 

Cuenta la leyenda que Don Julián, conde de alto cargo en el norte africano, había enviado a su hija Florinda a la corte toledana, en la que sin duda podría encontrar mejores partidos y una más refinada educación. La hermosa doncella acostumbraba a bañarse al píe de aquel puente de barcas. Un buen día, Don Rodrigo, rey de los godos, descubrió el apetitoso cuerpo de Florinda y, como hombre que acostumbra a alcanzar todo lo que apetece o interesa, se dispuso a degustarlo al precio que fuera... Conseguido el festín, la joven recibiría el sobrenombre de La Cava, que traducido del árabe significa prostituta... Continúa la leyenda con una segunda parte más tenebrosa. Florinda bajaba al río a diario a llorar sus "vergüenzas", penitencia que no interrumpió hasta caer muerta de dolor en aquel mismo lugar.

 

AlfonsoRuiz de Aguirre, aprovecha el halo de misterio y enigma de esta leyenda toledana para entretejer un magnifico relato con su delicada narrativa. En plenos años sesenta una mujer cae desde el Puente de San Martín, muy cerca del llamado Baño de la Cava, mientras dos hombres contemplan la escena amparados por la oscuridad y la tonalidad de sus mantos. Lo que parece ser el final de una historia no es más que el principio de una oscura trama ideada por mentes tan perversas como oficiales sus uniformes.

 

En El Baño de la Cava encontramos un compromiso vivo con la ciudad y sus habitantes, con su mitología y la realidad de unos años grises, hay compromiso también con la historia no escrita, pero a la vez también hay riesgo, mucho riesgo al escribir sobre una mujer tachada de cava, de prostituta, por defender que su derecho a elegir no es exclusivo de los hombres o del poder, que en esta historia viene a ser lo mismo.

 

Para ello, el autor elige como narrador a cada uno de los personajes, dándoles así la oportunidad de detallar su propia sordidez, la miseria que esconden sus actos cobardes y por lo tanto humanos, convirtiendo la lectura de esta novela coral en un auténtico círculo concéntrico donde el presente y el pasado, sorprendentemente y aunque nos pese, caminan de la mano.

 

José Ramón Gómez Cabezas

 

 

EL BAÑO DE LA CAVA

Alfonso Ruiz de Aguirre

ALGAIDA 2001.

* Esta novela se alzó con el XX Premio de Novela Felipe Trigo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres