Blogia
blognovelpol

CAMINO DE IDA PARA GUARDAR LA ROPA Y SEGUIR SIENDO EL REY Por José Ramón Gómez Cabezas

CAMINO DE IDA PARA GUARDAR LA ROPA Y SEGUIR SIENDO EL REY Por José Ramón Gómez Cabezas

   Rara es la novela de Carlos Salem que no obtiene premio alguno. Con Camino de Ida publicado en Salto de página, obtuvo el prestigioso Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón, hace poco por Cracovia sin ti recibió el premio Seseña de novela romántica y apenas unos días atrás con Matar y Guardar la ropa se hizo con el Premio Novelpol en dura pugna con las obras de Willy Uribe y David Torres.

  Como ven este hombre toca todos los palos, aunque esta apreciación tenga matices diferenciales en su Argentina natal, lo mismo participa en un libro de relatos como que publica una novela de poemas. Además, amigo de sus amigos defiende a ultranza la novela negra y policial promocionándola siempre que puede desde su faceta periodística en distintos programas de radio. Pero este no es el tema, si su enorme corazón no fuera tal y estuviera empequeñecido por el orgullo y la pretensión, leeríamos también sus novelas por lo que suponen entre otras muchas cosas: una bocanada de aire fresco y novedoso dentro de la literatura negra actual.

   Carlos Salem recupera en Pero sigo siendo el rey a una serie de personajes que ya aparecían en sus dos anteriores novelas, por un lado Arregui ese ex de tantas cosas que llega a confundir su camino de ida o más bien de hu-ida y por otro, los inseparables Salati y Octavio de reminiscencias cervantinas, tan necesarios como imprescindibles. Todos ellos se ven envueltos en una delirante aventura junto a un inolvidable músico (muy parecido a un paisano mío), la cabra Rosita, el mismo jefe Taibo y el rey, si si, el mismísimo rey de España. El pasado policial de Arregui tiene la culpa y cuando Juan Carlos I desaparece de la Zarzuela cerca de Nochebuena y el manido mensaje televisivo multicanal, el primer ministro vuelve a confiar en su amigo Arregui para encontrarlo, por varias razones, pero sobre todo por que fue él el que lo salvó de un secuestro terrorista aquel fatídico día.

  Del pasado no se puede huir, del presente si, por eso los personajes de Salem se embarcan en aventuras que les llevan lejos de sus casas y a la vez cerca de si mismos, quizás sea esta la razón por la que sus historias no se puedan concebir sin el telón de fondo típico de las road movies a la inversa, porque sus personajes siempre vuelven, evocaciones psicoanalíticas o venganza de Gardel, quién sabe.

   Y por si todo esto fuera poco, la narrativa hábil, irónica y concisa de este maestro curtido en mil batallas, hará que cuando cierres la ultima página de este Pero sigo siendo el rey  te sientas agradecido y deseoso de volver a leer otra novela de Carlos Salem.

 

PERO SIGO SIENDO EL REY

Carlos Salem

EDITORIAL SALTO DE PAGINA, 2009.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres