Blogia
blognovelpol

Día Equivocado de José Andrés Espelt

Salido de la cárcel, con el mono puesto y no el de trabajo. Un palo, dos palos, y ya estoy puesto. Estoy libre, aunque por poco tiempo. Me cazarán. Siempre lo hacen, desde que guié mi camino.

Sergio pica. Abre mama.

       ¿Ha llegado? 

         Sí, hace un ratito.

        ¿Dónde está?

        Arriba, en vuestra habitación.

Estaba recién “maqueao”. Me abrazaba. Me limpió la sangre y  quitó la goma criminal.  Mortal.

No me dejaba respirar,  hablaba de un robo fácil en Pueblo Nuevo, justo al lado de la Comisaría 18.

Le llamé loco y creo que anormal. Se largó, con un ya hablaremos mañana.

Y llego mañana. Necesitaba unos morados rápidos.

Explicó su plan:

 Tenemos que robar una oficina de una empresa de exportación al lado de la Comisaría. A las dos de la mañana se quedan fritos y no salen a vigilar a la calle.

Salimos, un chute de lo lindo y  nos trincaron.

A la mañana siguiente, estaba en La Modelo con Sergio. La cagamos.  No contábamos que ese día  pasaría a la historia, 23 de Febrero de 1981.

De pronto una voz nos llamó de lejos.

¿Hermanos Tejero? – asentimos-

Su madre acaba de llegar, ahora.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres