Blogia
blognovelpol

Punto de mira de Juan Maria Bravo

Nunca llegarás a nada decía la cabrona de ella. Nunca llegarás a nada.

Tendría que verme ahora subido en lo mas alto, todo el mundo pendiente de mí, pero se murió la hija de puta antes de poder darme revancha. La metástasis se la fue devorando poco a poco hasta consumirla.

  Se lo merecía.

  Durante veintisiete años estuvo jodiéndome la vida con el cianuro que escupían sus palabras impregnadas de asquerosas babas.

   Tendría que verme ahora la hija de puta. Disfrutaría contemplándome en todos los noticieros, estoy seguro. Apartaría el desprecio habitual de sus ojos negros para dejar un hueco al orgullo. Eso sí, nunca reconocería que tuve mas cojones que Espartero para hacerlo.

   Como disfrutaría la hija de puta viéndome aquí arriba enfocar por la mira telescópica de mi Súper Match a alguno de sus conciudadanos, esos mismos que ella odió con tanto rencor. Los mismos que acabaron matando a mi padre y me condenaron a vivir cada uno de los días de mi asquerosa vida salpicado por  el veneno y la ponzoña del resentimiento.

   Ahora desde el campanario espero abrir sus pensamientos con un cartucho para cada uno de ellos. Gastaré todos, menos uno.  

Como disfrutaría mi madre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres