Blogia
blognovelpol

Adiós, Princesa de Juan Madrid

Adiós, Princesa de Juan Madrid

A pesar de que Juan Madrid comentase en el pasado Getafe Negro que el Madrid de los años ochenta era un poblacho manchego, se hace imprescindible leer su obra para conocer a fondo no sólo las entretelas de la gran capital en un momento político básico, si no la novela negra urbana que de alguna manera se intentó abrir camino después del inefable periodo de subterfugios y censura.

   Las criticas que años después se le hicieron a estos autores al adherirse sin demasiado fundamento al modelo marlowniano, con el paso de los años han perdido todo su crédito, Juan Madrid, junto a Andréu Martín, Francisco González Ledesma y alguno mas, forma parte de esa generación de autores, casi incunables que no se volverán repetir jamás porque todos los que vengamos después, por una parte tendremos el camino allanado y por otra no podremos apartar de nuestro subconsciente colectivo a Toni Romano, Méndez o cualquier otro de los muchos personajes que nos hicieron amar este género.

    Después de algunos años en silencio editorial, Juan Madrid publicó el pasado año “Pájaro en mano” una novela donde el camuflaje monetario tomaba las riendas de una trama con doble fondo, ambientada en el que parecía ser hasta hace bien poco el paraíso de la corrupción.

   Sin ser mala esta novela tenía dos grandes defectos para los seguidores acérrimos del autor malagueño, no estaba ambientada en Madrid y su protagonista no era el exboxeador y expolicia Antonio Carpintero, mas conocido como Toni Romano. Por estas circunstancias quizás, Juan Madrid decidió recuperar a uno de sus personajes más emblemáticos y presentárnoslo al cabo de los años, hacer un análisis retrospectivo y hasta cierto punto cínico de su personaje y su ciudad, incluso a modo de autocrítica del 98, le pega un repaso considerable a su alter ego literario.

 Adiós princesa” puede parecer una novela engañosa por su contraportada, pero háganme caso no se dejen influir por el marketing, en las páginas de esta novela se esconden infinitas historias poderosas que Juan Madrid cual Robert Doisneau capta magníficamente con su lente narrativa.

   La relación entre la periodista y presentadora de telediarios Lidia Ripoll y las altas esferas de la corona española, no debe cegarnos a la hora de captar los infinitos mensajes que el autor nos va dejando en cada uno de los capítulos de esta novela. El perfil humano del resto de relaciones entre personajes viene marcado por el distanciamiento disfrazado de amargura que los años han impuesto a Antonio Carpintero versus Juan Delforo versus Juan Madrid.

   La trama resulta tremendamente elaborada y puede parecer incluso enrevesada para el aparentemente sencillo mensaje que Juan Madrid ha ido dejando en cada uno de sus capítulos como clave detectivesca que el avezado lector debe ir descubriendo en cada una de sus páginas.

 

ADIOS PRINCESA

Juan Madrid

EDICIONES B, 2008

......

Por José Ramón Gómez

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres