Blogia
blognovelpol

ENTREVISTA A F.G. HAGHENBECK Por José Ramón Gómez cabezas

ENTREVISTA A F.G. HAGHENBECK Por José Ramón Gómez cabezas

-Después de la magnifica acogida de Trago amargo ¿como está recibiendo el
público español esta novela tan arraigada a la historia del pueblo mexicano?

   Al parecer ha sido una gran sorpresa. Yo también temía por el tema, pero me he dado cuenta que existen temas universales. La venganza es uno de ellos. No importa que no seamos franceses,  pero sigue gustándonos El Conde de Monte Cristo, o seguimos admirándonos de la gran película coreana OldBoy de Chan–wook Park. Creo que el tema y el ambiente de la novela tiene que ver más con los Spaghetti Western de Leone o Corbucci, que con una novela histórica rigurosa. He leído muy buenas reseñas de la obra, y a estos lectores españoles no les ha parecido ajena  la ambientación. Al contrario, quizás exótica.


 -Es la venganza un sentimiento mas poderoso que el resto o tan solo la excusa
argumental sobre la que edificar esta magnifica novela negra con tintes de
western.

 

 

   Es el hilo conductor. Es MI novela sobre la venganza. Chan–wook Park , el director coreano, decía que existían excesos de libros sobre el amor pero pocos sobre la venganza. Estoy de acuerdo con él.

Cuando los europeos retomaron el western a finales de los sesenta, dejaron el cliché a un lado y lograron obras elaboradas como El gran Silencio o Django. Casi podría decir que eran  temas arrancados del teatro griego o de las tragedias de Shakespeare. En cierto modo, Cosecha Roja de Hammet para mi es una obra de venganza, y tiene mucho de negra, pero a la vez de Western. La etapa de la guerra contra Francia en México es muy parecida a la guerra civil norteamericana, pues el país se dividió entre liberales y conservadores. Se mataban entre hermanos. Algo parecido a lo que se vivió en la Guerra Civil Española. En esos conflictos es donde florecen las buenas historias de venganza.
 


-Sus novelas destacan por una narrativa muy visual y unos diálogos ágiles que
le dan un ritmo creciente a la lectura. ¿En que medida influye su pasión por 
el comic a la hora de escribir?

Muchos críticos en México hasta consideran esa “cualidad“ como un defecto. Dicen que demerita mi literatura al volverla esclava de lo visual. No estoy de acuerdo, pues las obras literarias tienen que seguir progresando y mutándose. Hoy están bombardeadas por otros medios: cine, televisión, video juegos, Internet y desde luego, comics. Antes era la obra literaria quien influía a estos medios. Por ello creo que la velocidad de lectura, y las referencias de cargas visuales son solo respuesta a nuestra época que vivimos. Mi labor en los comics es exactamente lo mismo, pues creo que ese medio es más cercano a las obras literarias, que el cine. Eso lo dice Alan Moore y no yo. Estoy seguro que él sabe más que yo.
Pero la respuesta concreta es si. Si influye.



-¿Qué le parecen festivales como la Semana negra de Gijón?

   Fue una suerte que el gran artista Ángel de la Calle me hubiera invitado el año pasado. Para mi, no solo me abrió otra perspectiva y la oportunidad de publicar en Europa otra vez, sino poder estar a lado de autores que yo mismo admiraba y leía. Es lo más divertido que hay, y si sabes degustarlo, pueden salir ideas para futuros proyectos. Una vez leí que Gaiman conoció a Prado ahí, y luego trabajaron en su ultima novela gráfica de Sandman. Si fuera posible, iría cada año. En especial este año, pues Aliento a muerte es una obra de la que estoy muy orgulloso. Pero al parecer tendré que seguirlo simplemente por los post en facebook.



-Ha confesado con anterioridad que le han influido autores como Chandler o 
Paco Ignacio Taibo ¿qué nos puede decir de la novela negra actual mexicana?

   Hace poco di una conferencia sobre el tema, y lo primero que dije fue que la novela negra está más viva que nunca en México. En mi generación de escritores todos han elaborado una obra Noir, pero la que viene atrás pujando está más comprometida con el género. Incluso aparecen nuevas corrientes, como la Narco-Noir, que elabora magistralmente Elmer Mendoza ó Bef, la Política–Noir que hace Jorge Mosh, o hasta la Fantasía urbana Noir que nuevos escritores como JM Rodolfo está abordando. Se editó una antología de cuentos negros, y para sorpresa de todos, ha sido un éxito. Es apenas el principio de algo más grande.



- En su país tiene publicadas otras dos novelas solamente una vez, basada en la 
figura de Agustín Lara, y el código nazi. ¿qué nos puede comentar de sus 
futuros proyectos?


El código Nazi es otra novela negra, con tintes de Grenne, de la que estoy orgulloso. Incluso, aparece el apellido Blanquet en ella, mismo de mi personaje en Aliento a Muerte. Mi idea era hacer una trilogía sobre la venganza, donde siempre estuviera un personaje de una misma familia y sucediera en tres distintas etapas de la historia en México. La ultima obra de este grupo será La Orquesta Sagrada del Señor Satanás, sobre la guerra cristera en México a finales de los 20s, cuando estado e iglesia se lanzaron a matarse entre sí. Una etapa oscura de México.

Deseo terminar la tercera parte de Trago Amargo, donde mi detective Beatnik estará resolviendo un caso durante la filmación de La muerte tenia un precio de Leone, en el sur de España. Hasta ahora, va muy divertida y con tintes de que Sunny Pascal se quede en España un tiempo y tenga que estar involucrado en la desaparición de las bombas atómicas en Palomares, con lo que sería la cuarta entrega: Cóctel Atómico.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres