Blogia
blognovelpol

ENTREVISTA A GISA KLÖNNE

ENTREVISTA A GISA KLÖNNE

 

-En Aguas heladas cobran un especial protagonismo los valores que vamos heredando de nuestros padres y que a su vez dejamos como legado. ¿Considera importante recuperar dentro de la novela policial este tipo de reflexiones?

 

Sí, desde luego, el punto de vista y la perspectiva en que yo escribo la novela negra es muy importante, a mí me preocupa porque los personajes hacen lo que hacen, son como son y por tanto toda su vida es muy importante a la hora de crear el personaje, es algo en que yo pienso mucho y me documento muy bien. Además, creo que esto no varía mucho respecto a la vida real, nuestras primeras experiencias y la forma en que nos hemos enfrentado a ellas, nos convierten en lo que somos.

 

- Me ha gustado mucho la alegoría sobre la película Buscando a Nemo que plantea el inspector Manny Korzilius en un momento determinado de la novela, en general sus personajes, al menos en esta entrega, presentan un trasfondo de depresión y desencanto latente. ¿Coincide con su visión personal o es simplemente ficción literaria?

 

En una novela negra estamos tratando el lado oscuro y este libro en particular trata del acoso escolar y del acoso en general. Este chico que piensa en Nemo es un niño solitario y deprimido y yo quería encontrar una imagen que pudiera expresar sus sentimientos y se me ocurrió esta metáfora porque le gustan muchos los peces, quiere saber todo sobre las profundidades de los mares, cómo viven los peces en las aguas profundas, cómo se protegen y él quiere ser como Nemo, quiere esconderse.

Es una alegoría que me gusta mucho y cuando encontré esta imagen para él me encantó. En cuanto a Manny, no diría que está deprimido, me parece que es un tipo gracioso y divertido y que trata de sacar el máximo partido a una vida bastante dura, tiene un buen sentido del humor.

 

 

- La relación entre los dos protagonistas de su novela resulta tierna pero sin abandonar el punto de vista profesional. ¿Nos puede desvelar cómo evoluciona esta situación en las siguientes entregas de la serie?

 

Para mí, mis novelas son un viaje en que los distintos personajes van evolucionando, cambian de una novela a otra. Cuando empieza la relación entre los dos protagonistas en la primera novela no se gustan en absoluto, tienen muchos perjuicios el uno al otro, Manny piensa que Judith no es más que una representación del movimiento liberal feminista y ella piensa que Manny es un chico que solo piensa en futbol y en las chicas rubias pero en las siguientes novelas estos prejuicios van desvaneciéndose.

 

- Los elementos paranormales han tenido un relativo eco dentro de la novela policial, usted introduce el Tarot como un elemento de apoyo en la vida de Judith Krieger, ¿Hasta qué punto tiene intención de perfilar este elemento en su obra?

 

Las cartas de Tarot son algo que Judith utiliza en todas las novelas pero no las usa para todo. Cuando las usa, no se sabe si lo que dicen es cierto. Como persona, en su vida privada, Judith es muy intuitiva y usa esta capacidad y sus sensaciones para ayudarse en resolver los crímenes. Lo encuentro más interesante que limitarse a escribir el trabajo normal de la policía. Casi todos los policías me han dicho que hay que tener una prueba para resolver un caso pero la intuición es un elemento también muy útil.

 

 

 

- La caída del muro de Berlín dejó sin argumentos a los escritores de novelas de espionaje y aventuras, en cambio ha abierto toda una veda a los escritores de novela negra y policial. ¿No es así?

 

Sí, parece que es cierto pero no sabría decir si la conexión es real. Durante los últimos 20 años la novela negra ha adquirido más popularidad y la perspectiva de novela negra ya no es sólo todo blanco o negro como en las novelas de espía, esto ya no funciona.

Se puede escribir sobre el fundamentalismo islamista pero cuando hablamos de estos países islámicos es difícil decir quién es el bueno y quien es el malo. El mundo es más complejo y la perspectiva es maniquea.

 

 

- En España como en otros países de nuestro entorno se está viviendo una reactivación en el mercado editorial de la novela negra. ¿En su país está sucediendo lo mismo?. Andrea Maria Schenkell ha tenido un éxito relativo en España con su novela Tannod un lugar del crimen. ¿Qué otros autores/as de su país nos podría recomendar?

 

Recomendaría a Beate Saber, Christie Bernuth, Nurbert Horst, Jan Costin Wagner. Son mis escritores alemanes favoritos. La novela negra es cada vez más popular en Alemania. Hay muchas novelas que se desarrollan en pequeñas ciudades, en el campo, en las islas del norte. Son autores locales, conocidos en la región donde ocurre la novela porque a la gente le gusta leer sobre algo cercano. A mí me gustan escritores que tratan temas más amplios como los su dichos.

 

- ¿Conoce España?¿Y de la novela negra mediterránea y/o española? Y si es así ¿Cree que la diferenciación entre la novela del norte de Europa y está radica en sus planteamientos y tramas o solamente en el contexto sociocultural que envuelve a los protagonistas?

 

Conozco sólo las islas de España.

Estos días he estado pensando en la novela negra mediterránea pero no se me ha ocurrido ningún escritor español que haya leído. He leído a Gabriel García Márquez, Isabel Allende pero no he leído novela negra en castellano pero me han aconsejado leer Abril Rojo de Santiago Roncagliolo, pero no sé si está traducido al alemán.

No puedo contestar a esta última pregunta porque no conozco escritores españoles o italianos. Tengo que leer para ver qué diferencia existe. Tengo más afinidad con la novela negra inglesa, pero esto se debe a mi trayectoria personal.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres