Blogia
blognovelpol

10 razones para leer El humo en la botella por José Ramón Gómez Cabezas

10 razones para leer El humo en la botella por José Ramón Gómez Cabezas

 

1. Porque es la obra mas negra e inquietante de las que ha escrito Biedma hasta ahora y no es decir poco.

2. Porque la ha publicado Salto de página una de las editoriales españolas con mas acierto y mejor trayectoria del momento.

 3. Porque Paco Ignacio Taibo ya le concedió la pasada Semana Negra de Gijón el premio especial del director.

 4. Porque la locura de Biedma tiene un sentido lógico y aplastante que te deja sin aliento, te invita a la reflexión y encima entretiene, casi ná.

 5. Porque El humo en la botella es una novela coral, dificilísima de escribir y a pesar de ello su trama no pierde consistencia en ningún momento.

 6. Porque la narrativa de Biedma está plena de arte y buen hacer, con capítulos perlados de frases inolvidables.

 7. Porque las imágenes apocalípticas de este autor sevillano son mas impactantes que una buena patada en las criadillas.

 8. Porque Méngüele y Peña son una versión mejorada y mucho mas creíble de la tal Salander 

9. Porque mejor dicho, Salander es una versión poco creíble de Méngüele y Peña.

10. Porque es un firme candidato al premio Novelpol 2011 y a todos los que se pongan por medio.

11. Porque Austria da mucho miedo, podría ser tu hija o la mía.

12. Porque la originalidad de Biedma no tiene límites ni competencia en la literatura española actual, si alguien les dice “me recuerda a...” desconfíen de la credibilidad del crítico.

13. Porque 13 razones son mucho mejor que 10.

 

14. Porque...

EL HUMO EN LA BOTELLA

Salto de página, 2010

JUAN RAMÓN BIEDMA

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Paco Gómez Escribano -

Completamente de acuerdo, José Ramón. Yo añadiría que leerla da miedo, por el insólito realismo que el autor imprime a la narración. Fue un placer reseñarla en mi blog después del placer de leerla. Buena entrada. Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres